Sigue con nosotros las noticias en tiempo real Visita nuestro Twitter @Factor4_GT      

La Mirada

Mensaje del Padre Victor Hugo Ruano (Diócesis de Jutiapa)

6 Min de lectura

Factor 4 reproduce este mensaje del sábado 4 de julio, del padre Victor Hugo Ruano, de la Diócesis de Jutiapa, como un acto de solidaridad por quienes luchan por la justicia,  porque cuando la justicia de un país no funciona, se pone en serio peligro la vida de los ciudadanos, especialmente de los más pobres y vulnerables, peor aún, cuando la justicia queda en manos de gente corrupta que sin escrúpulos se pone al servicio de criminales, como está sucediendo actualmente. (Audio al final de nota)

P. Víctor Hugo Ruano

Diócesis de Jutiapa

“Las mafias quieren apoderarse de las cortes”

Nuestra solidaridad a quienes luchan por la justicia. Estimados amigos y hermanos, aquí vamos de nuevo con la reflexión para este sábado (4 de julio), día en que nos encomendamos al cuidado maternal y en la intercesión de María de Nazaret, la madre de Jesús y madre nuestra, aquella que se alegraba por el actuar de Dios al constatar que en su vida y en la historia de su pueblo, Dios hacia maravillas por los pobres. Ella sabía que Dios derriba a los poderosos de su trono y levanta a los pobres, llena al hambriento de cosas buenas y despide al rico con las manos vacías. Vivir y proclamar este himno en la Galilea de aquella época dominada por Herodes, lacayo o sirviente del imperio romano, era peligroso. Sin duda alguna María y José rezaron y vivieron el contenido del Magníficat, que refleja que no tuvieron una vida fácil, como no lo está siendo también para nosotros en este momento, que no sólo estamos enfrentando una pandemia en medio de un empobrecimiento escandaloso y un sistema de justicia frágil, sino que hemos sido gobernados por corruptos a quienes les conviene mantener el régimen de impunidad en el que hemos vivido.

Por eso es que hoy quiero llamar su atención, estimados amigos y hermanos, sobre esta otra pandemia que nos amenaza, tan peligrosa y letal, como la provocada por el coronavirus. Me refiero al virus de la corrupción y la impunidad, cuyo foco de contaminación más peligroso y expansivo está en estos momentos en el Congreso de la República con algunos diputados, y en la Corte Suprema de Justicia con algunos magistrados. Ambas instituciones deben ser sometidas urgentemente a un proceso de sanitizacion, ambas instituciones están poniendo en peligro la paz social, son una seria amenaza al Estado de Derecho y a la democracia. Nos están llevando al despeñadero. Son unos irresponsables. Le están fallando a la nación.

Estos diputados fueron electos el año pasado por los ciudadanos en las elecciones generales, mientras que los magistrados, fueron nombrados hace más de cinco años por Roxana Baldetti del Partido Patriota y por Manuel Baldizón, del Partido Líder. Estos dos partidos, una verdadera banda de criminales, ya no existen porque fueron cancelados. Violaron la Ley Electoral, recibiendo millonarias cantidades de dinero que no reportaron. Recibieron dinero de empresas y gente poderosa económicamente, que financiaron sus campañas con el único propósito de tener capturado al Estado y seguir enriqueciéndose ilícitamente. 

A la clase política corrupta y mañosa de nuestro país que nos ha gobernado de la mano del CACIF y de los militares desde 1986, con el gobierno de Vinicio Cerezo hasta hoy, con el gobierno de Giammattei, no le gustó para nada el trabajo de la CICIG y del Ministerio Público en tiempos de Thelma Aldana, porque descubrieron la manera perversa en que se ha gobernado el país para enriquecimiento de unos pocos y en detrimento de la pobreza de toda la población. Por eso gastaron millones de dólares del Estado, en el gobierno de Jimmy Morales, para desmantelar el Ministerio Público y expulsar a las CICIG y ahora van contra la Corte de Constitucionalidad, contra jueces y magistrados independientes.

Es muy triste y lamentable, constatar que hay abogados, jueces, magistrados, políticos, gobernantes, empresarios, gente estudiada y de las familias más pudientes, que ahora se han unido para generar un golpe de Estado, pretendiendo destruir el trabajo de defensa de la Constitución, que los magistrados de la Corte de Constitucionalidad han hecho. El trabajo de fiscales valientes como el licenciado Juan Francisco Sandoval, jefe de la Feci; el trabajo de jueces independientes como Erika Aifán, con el solo propósito perverso de recuperar el régimen de impunidad en el que han vivido. Este ataque a la justicia se está gestando en estos días, desde la directiva del Congreso de la República, con la aprobación del Partido Vamos de Giammattei, del Partido Todos de Felipe Alejos, del Partido Unionista de Álvaro Arzú Escobar, del Partido UCN de Mario Estrada, encarcelado en los Estados Unidos por vínculos con los narcos, con el apoyo del partido de la UNE, de Sandra Torres, entre ellos Santiago Nájera y otros partidos que los apoyan porque defienden sus oscuros intereses.

 A más de alguno le ha de extrañar por qué hablo de estos temas. Hablo de estas cosas, estimados amigos y hermanos, porque cuando la justicia de un país no funciona, se pone en serio peligro la vida de los ciudadanos, especialmente de los más pobres y vulnerables, peor aún, cuando la justicia queda en manos de gente corrupta que sin escrúpulos se pone al servicio de criminales, como está sucediendo actualmente.

Aquí, se han aliado diputados y gobernantes corruptos, jueces y magistrados corruptos, poder económico corrupto, y organizaciones racistas, también corruptas, que siguen creyendo que Guatemala es su finca, para asestarle un golpe mortal a la justicia y a la democracia, con acciones que se están impulsando en este momento desde la misma Corte Suprema de Justicia. Qué vergüenza. Están atentando de la manera más descarada, como lo denunció la Convergencia por los Derechos Humanos, en un comunicado publicado el viernes 3 de julio, contra el desempeño independiente de funcionarios del sistema de justicia y el ejercicio de derechos garantizados por la Constitución política de la República, dijeron.

Están acusando injustamente a magistrados de la Corte de Constitucionalidad, a algunos jueces que llevan casos de corrupción de gente pudiente, a fiscales que destapan la podredumbre en la que viven y actúan estos sinvergüenzas de cuello blanco, a organizaciones que luchan por la justicia, sólo porque han tenido el coraje de defender el Estado de Derecho y el acceso a la justicia independiente, indiscriminada y pronta y cumplida, como lo ha denunciado muy bien la Convergencia por los Derechos Humanos en dicho comunicado, que tituló: “Defender a quienes nos defienden”.

El fondo de esto, es lo que se trata al hablarles de estos temas, estimados amigos y hermanos. Esta tremenda embestida que llevar adelante el pacto de corruptos, ante el silencio cómplice del señor Giammattei y la lentitud sospechosa de Consuelo Porras, jefa del Ministerio Público. Ante esa situación es que debemos abrir los ojos. Se trata entonces de solidarizarnos con quienes están dando la cara verdaderamente por el pueblo, mostremos nuestro apoyo a quienes defienden nuestro derecho a vivir en paz, armonía y con justicia, afirmó la convergencia por los derechos humanos.

Abordo estos temas también porque sé que en las noticias que le llegan por algunas radios y algunos canales de televisión, están del lado del pacto de corruptos, defienden a esos criminales y le sirven de voceros. Pero también, para darnos cuenta, aunque sea un poco, de lo que hacen estas personas que gobiernan nuestro país y que viven de los impuestos de todos los guatemaltecos, pero que le dan la espalda por ser lacayos de grupos criminales. 

Les hablo de estos temas estimados amigos y hermanos, para estar alerta ante el proceder de las autoridades, quienes aprovechando la crisis en la que estamos por el coronavirus, pretenden asegurar ese régimen de corrupción e impunidad que ha beneficiado largamente a un grupito de privilegiados en detrimento de la inmensa mayoría de la población. Recogiendo la plegaria de Jesús en el evangelio que escucharemos este domingo (5 de julio), estos corruptos y criminales son los sabios y entendidos que se oponen tercamente al proyecto de Dios que apunta hacia una vida digna y plena para todos. Al ver que los pobres sí están captando el actuar de Dios en Jesús y en los misioneros, Jesús dice te bendigo padre señor del cielo y de la tierra, porque ocultando estas cosas a los sabios y entendidos, se lo diste a conocer a la gente sencilla. Gracias porque así te ha parecido bien. Gracias por su atención a la reflexión de hoy. Feliz día para todos.

Posts relacionados
La Mirada

En memoria de un eterno defensor de los Pueblos Indígenas Dom Pedro Casaldáliga

3 Min de lectura
Laura Yax Tiú Maya K´iche´ Misionera Dominica del Rosario La causa de Dom Pedro Casaldáliga, Misionero Claretiano Obispo Emérito de la Prelatura…
La Mirada

Cuando la curva de contagios aún no desciende, abren la economía.

7 Min de lectura
Por Padre Victor Ruano Diócesis de Jutiapa, 06 de agosto, 2020 Desde el 26 de julio el gobierno dio un giro significativo…
La Mirada

Trova de amor para las mujeres de Sepur Zarco

5 Min de lectura
Por Fernando López Cantautor Guatemalteco LA CANCIÓN ALTERNATIVA COMO TESTIMONIO ETNOGRÁFICO Y POETICO DE LA MEMORIA Serie de entregas escritas y audiovisuales…
Lo mejor de Factor4 en tu bandeja de entrada

 

Nada de spam, sin costo de suscripción nuestros últimos artículos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments