Sigue con nosotros las noticias en tiempo real Visita nuestro Twitter @Factor4_GT      

La Entrevista

Organizaciones de la diversidad sexual sientan precedente.

18 Min de lectura

Por Haroldo Sánchez

Diversas organizaciones LGTBIQ (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Trans, Intersexuales y Queer), entregaron a la Corte de Constitucionalidad (CC), un amparo para proteger a los funcionarios guatemaltecos cuando defiendan a las comunidades de la diversidad sexual. El Amparo ante la CC es en contra de la Junta Directiva del Congreso de la República de Guatemala y de diez diputados de la Comisión de Derechos Humanos, quienes junto a la alianza oficialista, intentan el desafuero del Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas.

Para conocer las bases legales y la importancia que en Guatemala la figura del Procurador de los Derechos Humanos abogue por los derechos de una población invisibilizada históricamente, por motivos culturales, religiosos y morales, desde Factor 4 se buscó la postura de quienes presentaron este amparo.

«La idea no era defender al Procurador, no era defender a X, Y o Z, sino prever o prevenir y evitar, que a largo plazo se atacara a funcionarios públicos por hacer su trabajo en defensa de los derechos humanos de todos las ciudadanas y ciudadanos de la República de Guatemala.»

Carlos MArtínez, Abogado.

Esta entrevista se divide en tres voces: 1. Los Antecedentes  2. La Experiencia 3. El Testimonio

ABOGADO CARLOS MARTÍNEZ. ASESOR LEGAL. Esta acción de amparo se da en el contexto de una persecución al Procurador de Derechos Humanos, que existe desde hace mucho tiempo. Pero es más que eso. Desde el inicio, cuando se planteó la acción de Amparo, lo que platicamos con Somos, con Oasis y las otras organizaciones, es que la idea no era defender al Procurador, no era defender a X, Y o Z, sino prever o prevenir y evitar, que a largo plazo se atacara a funcionarios públicos por hacer su trabajo en defensa de los derechos humanos de todos las ciudadanas y ciudadanos de la República de Guatemala.

Entonces, desde nuestra perspectiva, y ese fue el enfoque al final de la acción de Amparo, no era orientada, digamos, “al señor Jordán Rodas lo vamos a defender, porque no queremos que lo saquen”. Por supuesto que se contextualizó, en el marco de la persecución en contra del Procurador, pero fundamentalmente la acción de Amparo, se construye a partir de prevenir el grave precedente que se podría estar fijando desde el hecho que se cite al Congreso de la República al Procurador de Derechos Humanos con el objetivo de restringir sus funciones legales y constitucionales y al mismo tiempo, someterlo a un linchamiento político por su papel de defensa de los derechos humanos, en este caso de la comunidad LGBTIQ+, de las comunidades de la diversidad.

Entonces, la acción de amparo se presenta en contra de los 10 diputados de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, que aprueban el punto resolutivo, mediante el cual se le solicita a la Comisión Permanente del Congreso de la República, que se cite al Procurador de Derechos Humanos, y expone dos razones.

Según la solicitud que hace la Comisión Permanente, es por dos motivos: el primero de ellos, es por la defensa de los derechos humanos de la comunidad LGBTIQ+, a partir del hecho que se haya cambiado una foto de perfil en Facebook con la bandera de la diversidad; y, el segundo motivo, que está en el oficio que remite la Comisión de Derechos Humanos a la Comisión Permanente por el tema de la Asociación la Familia Importa (AFI). Y la sentencia de la Corte Suprema de Justicia, en donde de alguna manera se le prohíbe al Procurador pronunciarse en relación al tema del aborto, se construyó a partir de la primera de las razones por las cuales se le cita el Procurador.

 No es que no sea importante para efectos de la acción, la persecución por el tema AFI y por el tema de restricción a derechos sexuales y reproductivos, pero creíamos que se podía construir con más solidez ante la Corte de Constitucionalidad (CC), un Amparo por un agravio a los derechos de la comunidad LGBTIQ+. A partir de esa citación de los diputados al Procurador, que es una amenaza porque el día de hoy no se ha materializado esa citación, pero que la Comisión de Derechos Humanos ya se lo pidió a la Comisión Permanente, en aquel entonces, pues ahora esa Comisión ya está disuelta por periódos legislativos y en este momento, le corresponde a la Junta Directiva del Congreso, esa citación.

La acción de amparo se interpone en contra de los diez diputados de la Comisión de Derechos Humanos, quienes aprueban el punto resolutivo donde se cita el Procurador, y si se lee el oficio de la Comisión de Derechos Humanos, se encuentra que el diputado Manuel Conde, por ejemplo, dice que después de citar al Procurador, se va a discutir el tema de su destitución. Esto da luces que este es el preludio de lo que se quiere hacer: desaforar al licenciado Jordán Rodas, y además de los diputados que aprueben el punto resolutivo, el Amparo presentado ante la CC, también se dirige en contra de la Junta Directiva del Congreso de la República, por la amenaza cierta, inminente, de una citación en razón del papel del Procurador en defensa de los derechos de la comunidad LGBTIQ.

 Los tres agravios que se estructuran en el Amparo, o lo que se le pide a la CC, y que se advierta de violación a derechos constitucionales, no solamente a nuestro ordenamiento jurídico interno, sino también al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, y a los estándares internacionales en materia de género, diversidad sexual, e identidad de género.

Es primera instancia es un vicio de forma, porque nosotros advertimos que desde su inicio la Comisión de Derechos Humanos, no está integrada por mandato constitucional de la ley de la Comisión de Derechos Humanos y el Procurador, que es la única Comisión del Congreso que tiene una ley específica. Por mandato de ley, todos los partidos políticos tienen que tener por lo menos un representante en la Comisión.  Actualmente son 19 partidos políticos y la Bancada Independiente, para efectos de votaciones se toma en cuenta como la número 20, pero no es partido político. Entonces, hay una discusión ahí.

Pero sí evidenciamos que primero la Comisión de Derechos Humanos no está integrada, hay una disputa entre las bancadas Bien y Victoria, por quién es su representante, incluso con el PAN había una disputa de quién era el representante de ese partido ante la Comisión. Es por eso que la Comisión no está integrada el día de hoy. Que por mandato de ley para poder siquiera sesionar, o para aprobar cualquier punto resolutivo, más allá del quórum que se necesite para celebrar reuniones o para votar. Eso estaría en discusión. No está ni siquiera integrada por mandato de ley.

Al día de hoy, todo lo que haga la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, es nula de pleno derecho, porque está viciada. En ese sentido, el primer vicio que se advierte, es un vicio de forma. Esta resolución, este punto resolutivo, donde se solicita a la Comisión Permanente citar al Procurador con una Comisión que ni siquiera está integrada y de conformidad con la Constitución, carecería de efectos juridicos. Es el primer agravio, una cuestión formal y el segundo y tercer agravio, son cuestiones de fondo, porque consideramos que al tenor del Derecho Interno del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, de los Principios de París en relación a las instituciones nacionales de protección de derechos humanos, el Procurador de Derechos Humanos, por su naturaleza, tiene que gozar de autonomía e independencia

El hecho que el Congreso pretenda citar y señalar al Procurador, por defender la causa de una comunidad, en este caso de las comunidades de la diversidad sexual, es una restricción ilegal a su mandato y a su función. Él está haciendo su trabajo, sino lo hiciera, podría incurrir entonces en alguna responsabilidad, sea administrativa, sea penal. Advertimos que hay una restricción ilegal a su función como Procurador.

Esto es el segundo agravio y el tercero es, fundamentalmente, la amenaza cierta e inminente de que el Procurador sea citado, no a la Comisión de Derechos Humanos, que es el único vínculo que por mandato de ley el Procurador le rinde cuentas a la Comisión que a su vez, le rinde cuentas al Congreso a través de la Comisión, no le rinde cuentas al pleno del Congreso, él no es Ministro para que sea interpelado y la citación pública al pleno del Congreso, no tiene fundamento legal.

 Creemos que esa citación constituye, al final de cuentas un intento de, eventualmente, desaforarlo y por supuesto, someterlo a un linchamiento político, y lo hacemos ver en el amparo; además, que a las comunidades de la diversidad sexual se les ha visto como un enemigo interno y que la diputada Lucrecia Palomo, quien hace la solicitud, entre comillas, no lo menciona, pone como un Influencer LGTBIQ al Procurador, y por eso es que se le está persiguiendo.

Esto es grave, porque se posicionan con un discurso de odio, que eso conlleva eventualmente también, violencia. Por ahí va la acción de Amparo. Tuvimos la buena noticia que la CC le dio trámite al Amparo, que lo pudo haber suspendido por falta de presupuestos procesales y ahora estamos a la espera que el Congreso, haya remitido su informe circunstanciado.

Esperamos se nos pueda otorgar el Amparo Provisional. Si se otorga el Amparo Provisional, será muy positivo, aunque tendrá también muchas consecuencias tanto jurídicas como políticas de cara al futuro, y otra vez este enfrentamiento CC con el Congreso, y el Procurador de Derechos Humanos. Pero, era una acción que se tenía que realizar.

UN AMPARO PARA EVITAR CRÍMENES DE ODIO

«El  amparo presentado a la Corte de Constitucionalidad (CC), busca que nadie use el tema de la diversidad sexual, para promover crímenes de odio.«

JOrge López

JORGE LÓPEZ SOLOGAISTOA. OASIS. Desde el año 2005, hemos observado que hay algunos sectores conservadores que están interesados en usar a la diversidad sexual como una forma de tapar, encubrir o lanzar cortinas de humo, para que no se vea la corrupción de la cual se amparan. El problema en Guatemala, y estoy completamente seguro, tras casi tres décadas de defender derechos humanos, que son los intereses económicos de una élite, injustamente, la que no permite que en el país se viva una verdadera democracia, en donde las instituciones funcionen de forma adecuada, en donde el poder esté en el pueblo y que de allí emane hacia las instituciones.

Estos días, escuché a una diputada decir: “Aquí estamos nosotros, los representantes ante el pueblo”. Completamente la situación es al revés. Sin embargo, yo sí comprendo que los diputados, en la mayoría de los casos, representan intereses económicos. Entonces, desde hace algún tiempo, hemos observado que el tema de la diversidad sexual, específicamente en lo relacionado al matrimonio de personas del mismo sexo, se agrega a otro tema que no tiene directa relación con nosotros, como es el tema del aborto. Aunque como ciudadanos, también comprendemos que el derecho de las mujeres y las niñas, no es superior al derecho de los no nacidos.

Los sectores conservadores utilizan tanto el discurso del aborto, como el del matrimonio de personas del mismo sexo, para alertar a la población de que estamos tratando de destruir a la sociedad guatemalteca y entonces ahí es en donde crece perfectamente, como en una tierra muy fértil, esa idea. Porque las personas guatemaltecas son demasiado contrarias a comprender lo que significa la dignidad humana. Y ahí observamos que, mientras más personas indígenas sean discriminadas, o personas con discapacidad, o de la diversidad sexual, o las mujeres sigan siendo víctimas de crímenes por su condición de ser mujeres, para ese sector es mucho mejor, porque continúa el enrarecimiento.

En los últimos meses detectamos, por ejemplo, en el día 28 de junio, cuando se celebra el Día Internacional de la Diversidad Sexual, el Procurador de los Derechos Humanos, puso una bandera diversa en su página de Facebook y eso, de inmediato, fue utilizado por esos sectores corruptos, para tratar de desacreditar al Relator de Conciencia, diciendo que está solo defendiendo los derechos de un grupo que le es afín y no defiende los derechos de toda la población.

La situación de introducir esta acción constitucional de Amparo ante la CC, es justamente por eso; el Procurador como persona que yo he visto, es honesto y realiza acciones para respaldar la institucionalidad en Guatemala. Pero este amparo no lo estamos poniendo por eso, sino simple y sencillamente, porque no debe ser usado ningún argumento para promover crímenes de odio, que es lo que están haciendo, por ejemplo, con la iniciativa 52-72, en donde el séptimo considerando dice que las personas de la diversidad sexual somos un peligro para la sociedad. Inmediatamente, eso ocasiona crímenes de odio.

Solo el año pasado, que fue un año electoral, resulta que cerramos el año con el doble de homicidios en contra de personas por su orientación sexual o su identidad de género, y esto es una situación que me llama demasiado la atención, porque rechazamos que los políticos corruptos en Guatemala usen los prejuicios sociales y las respetables creencias religiosas de la población, para atacar a sectores de la sociedad que no le estamos haciendo absolutamente nada nadie.

Con este Amparo, si logramos que la Corte de Constitucionalidad (CC), primero otorgue el Amparo Provisional, y luego, un Amparo Definitivo, esperaríamos que Guatemala comprenda a través de una resolución judicial, que la orientación sexual y la identidad de género de las personas, no se puede usar con fines corruptos y tampoco se puede usar para la discriminación.

Es importante hacer notar que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, ya tiene suficientes resoluciones en donde indica que la orientación sexual y de género de las personas, son características que deben ser respetadas y por lo tanto el Estado o los Estados, deben proteger a todas las personas en igualdad de condiciones. Por ejemplo, en el tema del matrimonio para personas del mismo sexo, tenemos varias resoluciones en donde se afirma que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, protege a todas las familias y si sacáramos algunas familias para no protegerlas, eso sería violatorio de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Creemos que ese acuerdo de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, en donde dice que van a llamar al Procurador a una reunión en el pleno del Congreso, es completamente ilegal, porque el único enlace del Procurador y el Congreso, es la Comisión de Derechos Humanos. Él ya entrega un informe anual circunstanciado sobre su labor, y citarlo de esa manera, atentaría contra la independencia de un Magistrado, que está conceptualizado dentro del marco legal, precisamente, para auditar al sistema para que no haya abusos. Lo que la Comisión de Derechos Humanos del Congreso está haciendo, es cometer un abuso en contra de ciudadanos que pagamos impuestos en las mismas dimensiones que cualquier otro.

No estamos dispuestos a permitir a ese sector corrupto, instalado en el Congreso, para que continúe usándonos a nosotros y nosotras, para esos fines que ellos tienen, de seguir empobreciendo a los guatemaltecos, junto a  otros sectores que se enriquecen a través de los monopolios del azúcar, del pollo, del cemento, de la energía eléctrica, que es mediante los cuales saca todas las riquezas de la población, para concentrarlo en sus manos.  Estos son los motivos del Amparo.

LA COMUNIDAD LGTBIQ DIÓ UN PASO ADELANTE

La Asociación Jóvenes Diversos en Acción, SOMOS, es un grupo que pretende que las personas tengan un espacio donde puedan auto identificarse como: Somos Gais, Somos Humanos, Somos Familia, Somos Guatemala. Forma parte de los grupos que presentaron un Amparo en la CC. Su director ejecutivo es Marco Loarca, dice que es un paso para enfrentar la dura realidad de la comunidad LGTBIQ en Guatemala.

Marco, ¿de dónde surge la iniciativa de presentar este Amparo ante la CC? La iniciativa nace con los aliados de la Asociación Somos, por esa histórica agresión que hemos vivido como personas de las comunidades LGTBIQ a lo largo de muchas décadas. Durante mucho tiempo, las acciones de las comunidades, si bien es cierto, existe Oasis, han luchado constantemente en defensa de los derechos humanos. Ante esto, hemos visto que como asociación, necesitamos hacer actividades y acciones que respondan de una manera política, legal y constitucional. Por el hecho de ser ciudadanos y ciudadanas, lamentablemente las personas que integramos este segmento de la población, por la discriminación y el estigma histórico que hemos vivido, no hemos tenido en algún momento acceso a trabajo, salud, educación, seguridad, y justicia, ni se diga. Esto nos ha limitado a ser un sector ademas de discriminado, invisibilizado, y violentado a no tener esas capacidades instaladas en el sector para poder responder de la manera adecuada o políticamente correcta.

¿Qué busca la Organización Somos? Las acciones de Somos han ido enfocadas a fortalecer ese sistema comunitario y que las personas conozcan sus derechos, ya que en general, la sociedad guatemalteca carece de ese conocimiento, de esa conciencia de poder responder de una manera efectiva y adecuada, ante las necesidades y el cumplimiento de sus derechos. En este momento vemos con gran riesgo, después de la presentación de la iniciativa 52-72, que atenta no solo de forma estructural sino que alimenta esa parte que nosotros tenemos la experiencia porque lo vivimos en carne propia todos los días: la violencia y el odio. Y es esa violencia que se vive de ser gais, bisexual, lesbiana, persona trans. Vemos violentada nuestra familia, nuestra vida, con riesgo incluso de perderla, y no de buena manera. Tenemos desgraciadamente muertes violentas cargadas de odio. Todo esto es un cúmulo y el resultado específico es que podemos darnos cuenta de que las personas no tienen ese auxilio organizacional y estructurado de parte del Estado; entonces, ¿qué es lo que pasa?, que en este momento está siendo atacada la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), por la defensa de nuestros derechos como ciudadanos y ciudadanas. Es por eso que Somos, GAX, Oasis, ODASA y personas que defienden derechos humanos, nos unimos y coordinamos, para poder establecer esta acción de poner un Amparo ante la CC, y que hoy vemos con gran expectativa y felicidad.

Podría explicar, ¿qué los motivó a este Amparo? Hay que aclarar que no es un enfrentamiento con nadie, es tan solo un recordatorio al Estado de que también nosotros tenemos derechos y deben de ser respetados, que tenemos necesidades que deben ser atendidas y que como comunidad, lo que estamos evidenciando es que juntos podemos alcanzar situaciones y procesos de mucho nivel, procesos legales, procesos constitucionales y, en resumen, que nosotros podemos defender nuestros derechos como personas. Obviamente, esto implica el hacernos visibles, exponer nuestras necesidades como personas, acción que genera el riesgo de perder la vida, de ser discriminado, de no tener acceso a todos los servicios que tenemos derecho como seres humanos. Este ejercicio ciudadano que hacemos hoy, es un logro comunitario, independiente de las personas que hemos tenido la valentía de poder presentarlo, esto es un logro histórico de las comunidades de la diversidad sexual y de género. Esperemos que se vea materializado en un documento, donde explique y ratifique, que dejen de usarnos como banderilla para denigrar a cualquier funcionario público que tenga esa humanidad de defender los derechos de todas las personas, sin exclusión alguna. Algo bien importante: no estamos pidiendo ni privilegios, ni exclusividades, simplemente como comunidad y como personas estamos pidiendo el respeto que merecemos a nuestras vidas, a nuestras familias, a nuestro círculo social.

¿A qué atribuye el rechazo de una parte de la sociedad a la comunidad LGTBIQ? Guatemala se caracteriza por ser una sociedad altamente racista y no solo para nosotros, que somos LGTBIQ. El rechazo a todo lo que no contribuye a ese sector económico que maneja el país, a ese grupo de personas que moralmente pretenden siempre establecer una guía hacía dónde tiene que ir toda la población, irrespetando los derechos de libertad, de todo lo que conlleva el ser una persona independiente. Se suma la iglesia y lo político. La iglesia tiene un gran papel en esto de agredirnos y quitarnos nuestros derechos. Históricamente, nos han criminalizado por nuestra existencia, entonces eso tiene que ver mucho. Además de eso, la poca educación y la educación tan nefasta que tenemos en el país, donde no hay educación sexual integral, ni acceso para todas las personas porque no existe un sistema educativo que responda a las necesidades que hoy en día se necesitan. Es importante saber que el respeto es la bandera que todos debemos llevar. Esas acciones son el resultado de esa ignorancia del que no conoce que el hecho de ser gais, no te hace inhumano, sino que seguimos siendo personas con necesidades. Todo esto es el resultado de lo que hemos materializado y sobre todo, en ese atrevimiento que ahora de manera institucional hacen en contra de nosotros y nosotras.

¿Cómo cambiar esto en Guatemala? El rechazo es de un sector nada más. No es toda la sociedad en su conjunto. Se origina en el sector conservador que cuenta con capacidad económica, porque las personas no nacen aprendiendo a discriminar. ¿Cómo se haría ese cambio?, con inversión en educación. Que se invierta en educación, salud, trabajo, seguridad, justicia porque eso nos haría una población más tolerante y respetuosa de los derechos de todas las personas. Y que se sepa que el Estado es laico, que no está profesando una religión o una fe, que son respetables. Todas las personas a lo individual, tenemos la libertad de ejercer nuestra espiritualidad o creencia; sin embargo, la Constitución dice que todos somos libres de profesar la fe, pero el Estado no puede en el nombre de Dios, en el nombre de cualquier religión. Entonces, ¿cómo cambiar eso?, que el Estado cumpla con sus atribuciones y su mandato, que es cuidar y garantizar los derechos de la ciudadanía, que haya educación para todos sin exclusión alguna, para hombres, mujeres independiente de su condición, de su étnia, de su idioma, de su orientación sexual o identidad de género. Es ahí donde vemos con ojos de ilusión, que se hagan esos cambios y que nos permitan ser libres. Porque no se está pidiendo exclusividades, ni mucho menos algún tipo de privilegio, lo que pedimos es que se cumplan los derechos que tenemos como ciudadanos, desde esos derechos esperamos cambios y que se penalice a las personas que incumplan este tipo de derechos que todos tenemos.

¿Cómo ve los avances en otros países en torno a la inclusión de los grupos LGTBIQ, como por ejemplo en Israel? Existe algo que hemos visto las organizaciones que presentamos este amparo: que en otros países con más tolerancia, hay algo importante: educación, pero para los grupos vulnerables, hablase de mujeres, hombres y todos los que tienen que ver con este movimiento social. A diferencia de otros países, en el caso de Israel, es que se han fortalecido las capacidades de estas organizaciones, que se defienden y están activando a favor de los derechos humanos de este segmento, al cual pertenecemos,  que es el LTGBIQ. Aquí, entre nosotros, hay un dicho que dice: “Somos víctimas, atendiendo víctimas”. Entonces, si no estamos fortalecidos, sino tenemos esa inversión, sino hay cooperación, porque también es importante que se inviertan en las necesidades reales comunitarias, allí habrá un gran cambio. Hay que estar claros que las necesidades en Quetzaltenango, o  Amatitlán, los grupos comunitarios son distintos a los de la ciudad, por que no tienen una sede, no tienen mínimo un celular Smartphone para poder comunicarse. Entonces, ¿por qué esas diferencias?. Primero, la inversión; segundo, porque hay una base de educación. Tengo entendido que en Israel tienen un sistema educativo diferente al de nosotros, donde sí muestran y explican esas diferencias que existen entre las personas.

¿Quiere decir entonces que el educar es importante? Claro que sí. Si las personas son educadas y formadas con respeto y con conocimiento de las diferencias que existen en el mundo, al momento de su participación como ciudadano y ejercer su ciudadanía, va a ser la diferencia. En Guatemala, primero hay que cumplir para pagar el cuarto. En el caso de los gais, hablo de un sector altamente significativo, antes de participar de manera comunitaria tengo que buscar trabajo, ocultarle a mi familia que soy gay; entonces, no pretendamos que la comunidad LGTBIQ reaccione como un titán, no… Tenemos que ver que hay una gran escasez de conocimientos y de seguridad comunitaria, que si a nivel general no existe para hombres y mujeres heterosexuales, se puede imaginar lo que vivimos nosotros, las personas que no han tenido acceso libremente a los servicios de educación, por ejemplo. El ser un gay evidente o visible, eso delimita porque a mayor feminidad, mayor discriminación y violencia. Entonces, ahí hay muchos factores que podemos ver.

¿Piensa que esto pueda cambiar? No perdemos la esperanza y tenemos la certeza de que llevando este fortalecimiento a la comunidad LGTBIQ, aceptamos el reto porque no todos van a trabajar en favor de fortalecer a un grupo minoritario, al que hay que explicarle, incluso, ejemplificar la situación de cuáles y en qué consisten sus derechos humanos. Por fortuna tenemos abogados en la comunidad que han ido sistematizando y de manera efectiva, todo este proceso a nivel de lo que ha sufrido la comunidad, así como nuestros aciertos. Pero ¿cómo lograr ese cambio?, con inversión en educación para todos y todas, y después fortalecer esas necesidades y autoreconocernos como ciudadanos y ciudadanas, sino lo hacemos, difícil vamos a hacer cambios. Lo del Amparo es un gran ejercicio y estoy contento de hacerlo en conjunto con todas estas personas, para que nuestra iniciativa como asociación nos permita presentar propuestas de otra forma. El hecho de ir a pararnos a exigir nuestros derechos es importante y lo vamos a seguir haciendo, pero ya nos dimos cuenta que también existen otras vías las cuales todas las personas deben de conocer, y que no solo el hecho de ir a manifestar existe, que es impresionante y debe de continuar haciéndose, pero que además debemos de prepararnos y hacerlo en otros niveles como lo institucional, y lo penal. Tenemos que defender nuestros derechos, con todas las herramientas que existen.

Edición Factor 4

Posts relacionados
COVID-19La Entrevista

Sin un plan puntual habrá más infectados y muertes.

9 Min de lectura
Por Haroldo Sánchez Doctora Sandoval, luego de más de cien días del anuncio del primer caso de Covid-19 en el país, ¿cuál…
La EntrevistaNuestra Guatemala

De acuarelas y murales.

7 Min de lectura
Por Daniela Sánchez Lemus Benvenuto Chavajay nació en 1978, en San Pedro la Laguna, Sololá. Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas,…
La Entrevista

“LA CORRUPCION RESTA POSIBILIDADES DE DESARROLLO INTEGRAL A LA RED HOSPITALARIA”

8 Min de lectura
Por Haroldo Sánchez Para el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, desde el inicio de la pandemia ha prevalecido la improvisación,…
Lo mejor de Factor4 en tu bandeja de entrada

 

Nada de spam, sin costo de suscripción nuestros últimos artículos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments