Diversas

Colectiva Tuxinem: Un mismo Latir desde diferentes pueblos

4 Min de lectura

Por Teresa Son. Totonicapán

 “Es la visibilización de los pueblos originarios, donde se crean lazos de fuerza, para sanar, sin límites, ni miedo”.

Colectiva Tuxinem

Tuxinem es una palabra k’iche’ que significa: “retoñar-resurgir”. El sentido que confiere esta palabra se encarna en el trabajo que ha venido haciendo la Colectiva hasta ahora. Se traduce en ser voz de todas las mujeres mayas que viven el racismo, pero también es ser fuerza y lucha de dignidad iniciada por las ancestras-ancestros y continuada por cada joven que  resiste ante al paternalismo, las desigualdades y las injusticias. Se retoña al crear espacios “para que ellas (las mujeres indígenas) comprendan de mejor manera lo que acontece con los pueblos indígenas en Guatemala” afirma Yuly Mucia, cofundadora. La Colectiva es la fuerza convincente que denuncia la discriminación que viven los pueblos originarios y en específico las mujeres mayas aseguran. 

La Colectiva Tuxinem, aglutina a mujeres mayas jóvenes de diferentes comunidades lingüísticas, con el objetivo de crear espacio seguro para ellas. Partiendo de las experiencias de quienes la integran, crean contenido desde las culturas mayas, con el fin de reivindicarlas. 

Su latir como colectiva es “la lucha de nuestras ancestras y ancestros” asevera Camey, al cuestionarles cómo lo hacen respondieron: “desde la virtualidad”. Es una Colectiva en la que sus integrantes hasta ahora, no todas se conocen personalmente, pero las energías las mantienen unidas desde la distancia. Si bien es una Colectiva que recorre el camino andado por sus antecesoras, también enfatizan que las características radica en las edades y realidades de las mujeres actuales que están en las redes sociales, en la que algunas se han movilizado desde sus espacios geográficos, estudian, trabajan y viven su ser mujer maya en el contexto del siglo XXI en una Guatemala compleja.

Al conversar con algunas de sus integrantes comentan que la inquietud de formar una colectiva que represente los sueños, las necesidades y reúna fuerza para vivir en Guatemala desde su identidad multifacética, nace a partir de una reto en tiktok.  El challenge, como se le conoce en la plataforma, consistió en lucir la indumentaria típica de cada participante, mostrando uno de los elementos que conforman su vestimenta, mostrando la diferencia de una ropa a otra, con el fin de reivindicar la indumentaria maya. 

“Trabajando en colectividad por la reivindicación de nuestra cosmovisión, nuestro cabello y las cintas de colores que lo complementan, esta práctica ancestral ha resistido y permanece en los pueblos, la modernidad ha hecho que algunas trenzas sean cambiadas pero sin embargo ¡se resiste!” Colectiva Tuxinem 🔥 Música: Aurora Nohemí. / Video Fb: Tuxinem

Sus videos han tenido gran impacto a nivel nacional e internacional, por ello, además de las experiencias de cada una, la realidad de estar en confinamiento por la pandemia de la Covid-19; la acogida del challenge (reto) refuerza la necesidad de organizarse en torno al ideal de reivindicar no solo la indumentaria sino todo el contenido ancestral y de sabiduría de las culturas mayas. 

Al principio no sabíamos qué íbamos hacer, pero teníamos claro el objetivo; crear contenido de mujeres jóvenes mayas para mujeres mayas” afirma Mactzil Camey, cofundadora de la Colectiva. Como resultado inmediato, el 19 de junio del año 2020 lanzaron los primeros contenidos en las diversas plataformas de las redes sociales.

Collage Tuxinem: Factor 4. Imágenes : Tuxinem

Aseguran que crear espacios de confianza para mujeres mayas jóvenes es concretar la causa. Les motivó el reunir sus experiencias como mujeres mayas que han emigrado de su tierra natal hacia la ciudad y otros espacios: “tenemos las mismas experiencias, muchas hemos dejado nuestro pueblo y nos hemos venido a la ciudad” comenta su cofundadora Laura Laines. El salir y asentarse en otro espacio no les ha sido fácil, en esas vivencias existe un hilo que las une e identifica, por la cual desean narrar sus historias para ser fuerza de apoyo para otras. 

La realidad de la virtualidad es predominante y ha dinamizado su trabajo como colectiva, por ello, grafican, explican y diseñan los contenidos desde el concepto de las redes sociales. Sus vivencias actualizan la esencia de la cultura maya y la comparten con toda persona que se identifique con las mismas experiencias o sienta apertura de aprender de ellas. Como jóvenes multidisciplinarias aportan para enriquecer los contenidos desde el arte, la medicina, la espiritualidad, la cocina y el comercio. 

Imagen: Tuxinem

Uno de los retos que encuentran es el racismo que predomina hacia los pueblos originarios, pero ante todo buscan visibilizar las diversas expresiones racistas hacia las mujeres mayas. Otro de los aspectos es el paternalismo y el adultocentrismo, ya que al ser voz de mujer maya jóven, resuena e incómoda porque no es la voz tradicional que siempre se ha escuchado. 

Se ven así mismas como la fuerza que resiste ante el sistema colonial, racista, misógino, patriarcal y excluyente. Porque como lo expresa Laura: “ser indígena es una lucha, no se puede vivir libre, hay que resistir”. El realizar contenido por y para mujeres mayas jóvenes busca sumar fuerza potente para seguir resistiendo en colectividad. 

Explican que por eso el nombre es Colectiva Tuxinem: porque hace referencia a lo colectivo. Ellas creen que el alcance obtenido hasta ahora, es porque se crean redes, en la que las fundadoras que son ocho se han identificado con la fuerza de la colectividad, sus experiencias las une, al igual que la red se amplía con la reciente convocatoria en la que suman 30 integrantes. También porque el alcance en las redes sociales ha permitido que muchas otras se identifiquen y fortalezcan esa red de colectividad. 

Imagen: Tuxinem

A futuro se vislumbran como una red de redes en diferentes niveles, a través de las plataformas virtuales, produciendo más historias en Spotify. El reto es llegar a los espacios recónditos, tener un spot en radios comunitarias, tener programas en los idiomas maternos para formar e informar a la población desde la lógica de la reivindicación de los pueblos originarios. Desean poder denunciar legalmente el racismo y acompañar el proceso hasta llegar a disminuir la misma. También sueñan con incidir “Por qué no soñar con algo más incisivo” comenta Laura al referirse al ámbito político. 

Compartimos el link de la colectiva para conocer de cerca su labor :

https://linktr.ee/Colectiva_Tuxinem

Posts relacionados
Diversas

"Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte"

4 Min de lectura
Por Daniela Sánchez Lemus. A principios del año 1960, Minerva Mirabal respondía a las advertencias de asesinarla del régimen dictatorial del presidente…
Desde los territoriosDiversas

Aurora Nohemí: vena artística de resistencia a través de los sonidos

9 Min de lectura
Texto: Teresa Son. Totonicapán  Aurora Nohemí Chaj (Quetzaltenango 1986) es mujer maya k´iche´, diseñadora, bordadora, arquitecta, poeta y compositora e intérprete autodidacta….
DiversasEl Mundo

"Yo morí con ella"; ser madre y buscar justicia de víctimas de feminicidio

14 Min de lectura
POR SOFÍA CARBAJAL Quienes buscan romper el muro de la impunidad se convierten en referentes en el ejercicio y la exigencia del…
Lo mejor de Factor4 en tu bandeja de entrada

 

Nada de spam, sin costo de suscripción nuestros últimos artículos.

Suscríbete
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
SUSCRÍBETE A FACTOR 4

Si quieres que enviemos a tu correo un boletín semanal o nuestras notas el día de su publicación suscribete.